Recordándote

 

Que suerte para mi
haberte conocido.
Que suerte haberte hallado
y que tu voz, tus manos
me hicieran sentir
tu bondad infinita.
Cuando miraba
esos tus ojos oscuro,
veía reflejado lealtad
y en tus labios
la pureza
pues tus palabras
salen claras sin ofensas.
Añoro tanto tu persona
que de tanto recordarte
y no verte,
mi nostalgia sacude mi alma.
Y al recordar tu nombre…
siento el estallido
de mi corazón
que te siente dentro
y estás tan lejos a la vez.

                                                                                                                   Desconozco el autor

                                                                                           

 

Esta entrada fue publicada en Textos con magia.. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s