La cueva

          

Es bueno tener una cueva.

Con la que refugiarte de las fuertes tormentas,
que mojarían tu ánimo y dañarían tu corazón y tu alma.

Desde la que puedas encender el fuego,
para calentar tu piel y mantener viva tu pasión por vivir.

Donde te puedas esconder de las alimañas,
salvajes enemigos antinaturales.

Para poder reunir íntimamente a tus amigos,
verdaderos, leales y desinteresados.

Y poder, en sus adentros, apoyar tu cabeza,
descansar y rezar sin miedo al qué dirán.

Sí es bueno, muy bueno tener una cueva;
os lo aconsejo.

Manolo Navarro
fotógrafo

www.manolonavarro.com  

Esta entrada fue publicada en Conociendo gente.. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s