Bendíceme, Señor.

                            
Señor, bendice mis manos para que sean delicadas y sepan tomar sin jamás aprisionar, que sepan dar sin calcular y tengan la fuerza de bendecir y consolar.
Señor, bendice mis ojos para que sepan ver las necesidades ajenas y no olviden nunca lo que a nadie deslumbra, que vean detrás de la superficie, para que los demás se sientan felices por mi modo de mirarlas.
Señor,bendice mi boca para que dé testimonio de Tí, y no diga nada que hiera o destruya, que solo pronuncie palabras que alivien, que nunca traicione confidencias y secretos, que consiga despertar sonrisas.
Señor, bendice mi corazón para que sea el templo vivo de tu Espíritu y sepa dar calor y refugio, que sea generoso al en perdonar y comprender y aprenda a compartir dolor y alegrías con un gran amor.
Dios mío, que pueda disponer de mí con todo lo que soy, con todo lo que tengo.
Amén.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s